Categorías
Uncategorized

Subir la persiana, bajar la persiana

El fotógrafo Daniel García-Sala ha publicado estos días una fotografía de las que expresan más que mil palabras.

En ella, un hombre baja, definitivamente, la persiana de Discocentro, negocio que vendía discos y libros sobre música, hogar de melómanos.

Un gesto que nos impresiona porque detrás de ella hay un mundo de proveedores, de empleados, de vecinos que encuentran lo que necesitan y, de paso, pegan la hebra, de objetos que son una manera de entender el mundo y de vivir que desaparecen para siempre.

Nueva tienda Maskokotas

En esta otra vemos una persiana que se levanta, una nueva tienda de MASKOKOTAS.

El franquiciador sonríe con entusiasmo delante de las mascotas que la llenan: son tendencia.

Pronto abrirá otras dos a las que un nuevo franquiciado confiará sus recursos, su ilusión y una buena parte de su vida y la de su familia.

Sin las decisiones de estos hombres y mujeres, sin ese gesto que parece simple, de nada servirían todos los planes económicos, todos los presupuestos internacionales.

Estos son los pequeños y no reconocidos líderes que cada mañana, junto con las mujeres que despiertan a los niños, los llevan al colegio, los alimentan y ponen la casa en orden, son los que, cada mañana, ponen en marcha el mundo con sus manos.

A ellos es a los que desde SHOP EXPLOSION damos nuestro apoyo, servicios e impulso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escribe los números en orden: *